Etiquetas

, ,

Es increíble que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se haya visto salpicado en esta trama y haya tardado tres días en desmentirlo.

Si tanto decía al principio de su legislatura, que no le iba a temblar la mano en “despedir” a alguien de su partido, ahora mismo se tendría que despedir hasta él mismo.

Si fuera una ciudadana europea de las que tienen que prestar ayuda a países como España, estaría muy cabreada o exigiría que subiera la prima de riesgo para que así tuvieran que pagar más intereses porque es una VERGÜENZA la corrupción que hay en el país, cuando luego son ellos los que exigen “austeridad” y recortan a diestro y a siniestro.

Aquí dejamos la rueda de prensa de un Presidente que está muy lejos de sus promesas electorales.

Factoría Del

Anuncios