Etiquetas

, ,

Es bonito que, tras un momento de tanta felicidad, de haber conseguido un sueño, se acuerde uno de aquellos que no están.

El recién campeón de Moto GP, Jorge Lorenzo, se acordó en ese momento de felicidad absoluta del malogrado Shoya Tomizawa, que falleció en un accidente durante la carrera del Gran Premio de San Marino el pasado 5 de septiembre.

Jorge puede caer mejor o peor, pero acordarse de compañeros que no están entre nosotros, es todo un detalle que seguro que agradecerán los que querían a Tomizawa.

Factoría Delmont

Anuncios